Fin

En esta nueva entrada de mi blog simplemente me gustaría expresar mi sentimiento hacia Galicia y lo que representa para mí pertenecer a esa esquinita de España.
Ahora que vivo en Madrid, lo que más morriña me causa es no poder perderme entre la naturaleza, escuchar el sonido del río, disfrutar de atardeceres mágicos en la playa y pasear por lugares antiguos. Esa tranquilidad solo me la puede ofrecer un lugar como Galicia.
No era consciente de todo lo que me daba Galicia hasta que decidí irme a vivir a Londres y, desde hace un año, a Madrid. Supongo que todos tenemos diferentes lugares a los que llamarles hogar; por lo que sentimos cuando estamos en ellos, por las personas que allí hemos conocido o porque han marcado un punto y aparte en nuestras vidas. No puedo negar que tanto Londres como Madrid siempre serán hogar para mí pero es inevitable echar de menos a mi pareja, mis amigos de toda la vida, mi familia y mi perro Thor. Galicia, más que mi hogar, es mi lugar en el mundo y sé que cuando se cierre mi etapa en Madrid volveré allí.
El idioma en el que más cómoda me siento al hablar es en gallego y siempre intento perfeccionarlo porque, al igual que la sociedad, las lenguas también avanzan. He hablado en gallego desde pequeña y al irme de Galicia posiblemente fue una de las cosas que más me costó dejar. A pesar de hablar en inglés o castellano siempre me salen expresiones en gallego, es inevitable, y tampoco tengo que justificarme porque mi acento lo deja bastante claro.

Estoy segura de que me faltan cientos de cosas por mencionar de Galicia en este blog pero, como ya he hecho en diferentes publicaciones, os propongo visitar mi tierra porque no existe mejor manera de conocer un sitio que viajando y activando tus cinco sentidos en ese lugar.

Esta es posiblemente mi última publicación en este blog, pues fue creado con la finalidad de “trabajo de clase”. Me ha encantado mostrar lugares que he visitado y hablaros un poquito de lo que conozco de mi tierra. Gracias por leer mis publicaciones, por seguirme y por vuestro “me gusta” también.

 

dav

 

Adeus!

Anuncios

Gallegos por el mundo

He hablado en este blog sobre gastronomía, naturaleza, ciudades, fútbol… Pero me falta el toque que hace diferente a un lugar, su cultura, y personajes ilustres en Galicia hay muchos. Quiero destacar los escritores y escritoras del Rexurdimento Galego (Renacimiento Gallego); Eduardo Pondal, Rosalía de Castro y Curros Enríquez fueron los principales precursores. Personalmente destaco el valor que Rosalía de Castro tuvo en esa época machista y en la que la lengua gallega estaba privada de libertad, siempre será un ejemplo de lucha y feminismo. Para ello publicó Follas Novas que, junto con Cantares gallegos, se han convertido en dos de las publicaciones más importantes en lengua gallega. La obra de Rosalía resalta por ser triste, realista y que es capaz de trasladar al lector lo que ella sintió en aquella época. Es una de mis autoras favoritas porque en la poesía no todo es amor, desamor o alegría, ella fue capaz de plasmar en las páginas de un libro lo que sentía cuando debía irse de Galicia, la rabia por la muerte de sus hijos y la dificultad de expresarse libremente en gallego. La forma de expresar su vida la hace única. Entre sus poemas me decanto por Negra sombra (Follas Novas, 1880) pero cualquiera de ellos me pone la piel de gallina al leerlo.

 

Rosalía de Castro
Rosalía de Castro

 

A continuación os muestro una canción compuesta por la cantante gallega Luz Casal y el gaitero Carlos Núñez con la letra de ese maravilloso poema.

 

 

Como ya he dicho, hay muchos personajes importantes en la historia de Galicia pero me estoy centrando en los más destacados. Eduardo Pondal es otro escritor al que debo resaltar. Él creó el himno gallego en 1890 y, a día de hoy, seguimos utilizando ese. No soy capaz de expresar con palabras lo que siento al escuchar el himno porque su letra representa la lucha por nuestra lengua, la naturaleza gallega y habla del mito de Breogán. La obra más conocida de Pondal es Queixumes dos pinos, en el cual se incluye el himno gallego.

 

 

En cuanto a Manuel Curros Enríquez, una de sus obras más conocidas es Aires da miña terra. La obra de este autor destaca por realizarse gran parte de ella en el exilio. Un acto que destaco de Curros es que, junto con el escritor Manuel Murguía, creó la Asociación Iniciadora y Protectora de la Academia Gallega que más tarde se convirtió en la Real Academia Gallega (RAG).

 

Manuel Curros Enríquez
Manuel Curros Enríquez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra figura que está a la altura de Rosalía de Castro es Alfonso Daniel Rodríguez Castelao. Desde sus inicios fue conocido como el Padre del nacionalismo gallego. La trayectoria de Castelao es inmensa y no solo fue escritor sino también político, médico, artista, ensayista y dramaturgo además de ganarse el respeto y admiración de los gallegos y gallegas con su labor. En 2011 la Xunta de Galicia declaró su obra como Bien de Interés Cultural Inmaterial.

 

Alfonso Daniel Rodríguez Castelao
Alfonso Daniel Rodríguez Castelao

 

En la actualidad hay jóvenes escritores gallegos como Defreds, Iago de la Campa y La chica del flequillo que tienen bastante éxito a nivel nacional. Escriben en castellano pero siempre hay algún poema que hace referencia a su tierra. He leído libros de los tres pero personalmente Defreds es el que más me gusta por lo que me transmite, de hecho tengo todos sus libros.

Ya que he hablado de actualidad, aprovecho para mencionar a actrices y actores gallegos conocidos a nivel nacional e internacional como Martiño Rivas, Luís Tosar, María Bouzas, Cristina Castaño, María Castro, Manuel Baqueiro, Marta Larralde, Miryam Gallego, Francis Lorenzo, Javier Gutiérrez, Javier Rey, Antonio Durán “Morris”, Carlos Blanco, Alfonso Agra, Xosé Touriñán… Presentadores y presentadoras como Paula Vázquez, Jesús Vázquez, Cristina Saavedra, Carlota Corredera, Roberto Vilar, Silvia Jato, María Patiño… Cantantes y grupos como Andrés Suárez, Lucía Pérez, Luz Casal, Sés, Carlos Núñez, Luar na Lubre, Los Suaves, Fredi Leis, Siniestro Total, Iván Ferreiro… Estos artistas son los más conocidos pero dentro de Galicia tenemos más variedad gracias a nuestra televisión autonómica; cuna de cantantes, actrices, actores y humoristas excepcionales.

Me despido con “Benditas feridas” de Rosa Cedrón, una de mis canciones favoritas en gallego.

 

 

¡Gracias por leerme!

Grazas por lerme!

 

Para todos los gustos

La famosa gastronomía gallega se merece, por lo menos, una entrada en este blog.

  • Desde mi punto de vista, y por lo que le escucho a personas de fuera de Galicia, lo más conocido de mi tierra es el pulpo.  Existe una fiesta propia del pulpo á feira en O Carballiño (Ourense). Se celebra el segundo fin de semana de agosto y los datos reflejan que acuden más de 80.000 personas cocinando los pulpeiros más de 60.000 kilogramos de pulpo. Se puede afirmar que en esta zona de Galicia es donde más pulpo se cocina, donde más importancia se le da y donde mejor sabe. Tengo familia en O Carballiño y he podido acudir en varias ocasiones a esta fiesta, que sin duda recomiendo. Además de poder degustar pulpo, realizan concursos de diferente tipología y hay buen ambiente de feria con bandas de música y bailes populares gallegos. Esta fiesta fue declarada de Interés Turístico.

 

 

  • Otra comida típica gallega son las filloas. Se hacen en cualquier época del año pero en carnavales (entroido) saben especialmente mejor, pues es cuando más fama tienen. A pesar de ser muy laboriosas, la forma más sencilla de hacerlas es en la sartén. Saben mejor en la piedra pero pocas personas en las aldeas las hacen así ya, pues se debe cocinar durante varias horas seguidas. Lo más parecido a las filloas son las crepes francesas aunque a diferencia de estas son más finas y se hacen con harina de trigo. Se pueden hacer filloas de muchos tipos, la imaginación es libre, pero las más conocidas son la filloa de caldo y la de sangre de cerdo. Conozco a muchas personas que les gusta la de sangre, la he probado y personalmente prefiero la clásica. La filloa es uno de mis postres favoritos y algo que he echado de menos en Londres y ahora en Madrid porque nadie sabe hacerlas de la misma forma que en la aldea.

 

Filloas
Plato de filloas

 

  • Otro postre muy famoso es la tarta de Santiago. Se elabora con almendras, huevos y azúcar. Puede comprarse en cualquier zona de Galicia, y por donde pasa el Camino de Santiago desde Roncesvalles, aunque el punto más importante de venta es la ciudad de Santiago de Compostela, de ahí su nombre. He mencionado que se compra a lo largo del Camino pero aumenta su demanda en el resto de España y grandes superficies empiezan a venderla también, ya la he visto en Madrid.

 

Tarta de Santiago
Tarta de Santiago

 

  • Es imprescindible mencionar el marisco que se recoge en las rías gallegas. El sabor de los percebes, ostras, mejillones, almejas, zamburiñas, vieiras… Y que después de recogerlo, en cuestión de minutos, se pueda comer algo tan natural es un lujo que solo en Galicia nos lo podemos permitir. En lo referido al mar hay platos más elaborados como la mariscada (bandeja con navajas, bogavantes, langostas, langostinos, gambas, centolla, pateiro, nécoras, buey de mar, percebes, vieiras, santiaguiños, cigalas, ostras, almejas y berberechos), el arroz con bogavante, la merluza a la gallega… Todo lo que he citado anteriormente recomiendo probarlo, sin duda. Para terminar, me gustaría mencionar a los mariscadores y las mariscadoras porque me parece una labor muy complicada, con horarios difíciles y con las olas del mar en su contra, así como todo aquel que, de manera furtiva, les quita trabajo. Gracias a ellas y ellos disfrutamos de este manjar.

 

Merluza a la gallega
Merluza a la gallega

 

  • Junto con el pulpo, los pimientos de Padrón son otro plato muy conocido de la cocina gallega. Su lugar de origen se encuentra, como bien indica el nombre, en Padrón, a pocos kilómetros de Santiago de Compostela. En Galicia es normal utilizar refranes para referirnos a todo tipo de cosas y, para una comida tan importante, tenía que existir uno. “Pementos de Padrón, uns pican e outros non” (“Pimientos de Padrón, unos pican y otros no”) y no puede ser más cierto porque nunca sabes si el pimiento que te llevas a la boca es uno de los afortunados de la bolsa y pica o, por el contrario, puedes disfrutar tranquilamente del sabor.

 

Pimientos de Padrón
Pimientos de Padrón

 

  • El caldo gallego es uno de mis platos favoritos. Me traslada a mi infancia cuando me pasaba el invierno en la aldea con mis abuelos. Todo lo que cocinen los abuelos nos saben mejor y el plato estrella de mi abuela es sin duda el caldo. El caldo gallego está compuesto de habas blancas, carne de ternera, patatas cocidas, berzas, repollo blanco, grelos, un trozo pequeño de unto, chorizos y carne salada de cerdo.

 

Caldo gallego
Caldo gallego

 

  • Otra de mis comidas favoritas es la empanada. En Galicia se celebran fiestas gastronómicas en honor a la empanada y una de ellas se celebra en mi ayuntamiento natal. En el mes de agosto se celebra una fiesta con concursos de empanadas durante el día y cena al aire libre. Me encantan este tipo de eventos gastronómicos porque puedes disfrutar todo el día de una fiesta continua con comida y música y por la noche orquestas hasta tarde. En cuanto a la variedad de empanadas, he probado de pulpo, carne, pollo, atún… Pero sin duda mi preferida es la de bacalao.

 

Empanada
Empanada

 

  • Para terminar, como buenos gallegos y gallegas, ninguna comida sería igual sin pan, para nosotros es esencial. En Galicia se hace pan de muchas formas diferentes con distintos ingredientes. En la zona centro, de la que yo soy, el más conocido es el Pan de Cea (Ourense); su miga es esponjosa y tiene un color amarillento. Otro conocido es el Pan de Ousá (Friol, provincia de Lugo); su corteza es más oscura de lo habitual. Los dos tipos de pan son fabricados con harina gallega de trigo.

 

Pan
Pan

 

Hay más comidas conocidas en Galicia pero nuestra gastronomía es tan extensa y nuestras fiestas gastronómicas a lo largo del año son continuas que no acabaría de explicarme nunca. Para ir probando, este es mi mejor menú.

 

¡Gracias por leerme!

Grazas por lerme!

A Coruña, ciudad meiga

Quiero aprovechar que mi anterior publicación trataba sobre el Deportivo de A Coruña para centrarme un poco en esta ciudad. Desde mi punto de vista es el lugar más bonito de Galicia y tiene todo lo que necesito; ciudad, playa, montaña y fútbol.

 

A Coruña
Fotografía de toda la ciudad de A Coruña

 

Es, junto a Vigo, la ciudad con más movimiento y más población de Galicia.

A escasos metros del Estadio de Estadio de Riazor dónde juega el Deportivo, se encuentra el paseo marítimo, ubicado al lado de la playa de Orzán. Esta playa es conocida, además de por sus vistas espectaculares, por la Noche de San Juan, pues se celebra allí su fiesta. La playa se llena de hogueras y el ambiente es sensacional. La parte negativa de esto es cómo queda la arena al día siguiente, dificultando bastante el trabajo de los limpiadores.

 

Hoguera de San Juan
Noche de San Juan en A Coruña

 

Un lugar con encanto es la Torre de Hércules, que se puede observar desde la playa de Orzán aunque se encuentre a una distancia considerable. Hace unos años iba todos los fines de semana a A Coruña y me encantaba acercarme hasta ella, sentarme y observar toda la costa. La Torre es considerada Patrimonio de la Humanidad.

Al lado de la Torre se encuentra una figura de Breogán. Para los gallegos y gallegas, Breogán representa nuestra cultura, nuestros orígenes, algo que se refleja en el himno gallego, el cual finaliza diciendo “Nazón de Breogán” (“Nación de Breogán”). Este antiguo rey celta, según la tradición, creó un reino en la actual ciudad de A Coruña denominado Brigantia. Con la construcción de la torre vigilaba cualquier ataque que pudiese recibir desde el mar, pero según las investigaciones no hay una fecha determinada de creación, aunque se aproxima al año 40-80 d.C.

Para nosotros es motivo de orgullo saber que en Galicia siempre hemos tenido un origen especial, ligado a pueblos de la parte occidental de Europa, con nuestro propio rey y nuestra cultura.

Debo mencionar los símbolos celtas más conocidos pues aún en la actualidad muchas personas los tatúan, tienen collares o pulseras o los llevan representados en camisetas. El celtismo estará eternamente presente en Galicia.

 

Símbolos celtas
Símbolos celtas

 

Además de la torre y la figura de Breogán, se encuentra en la misma zona La Rosa de los Vientos, una gran brújula que refleja los cuatro puntos cardinales. Con el océano de fondo, este lugar es posiblemente uno de los más bonitos que he visto.

Otro lugar importante de A Coruña es la Plaza de María Pita, que se ubica en el centro de la ciudad. Esta plaza lleva el nombre de María Pita porque ella, ayudada de un grupo de mujeres, defendieron la ciudad de A Coruña del ataque de la Invencible Inglesa en 1589. Es un lugar de encuentro por su excelente ubicación y para descansar por las tardes.

 

Plaza de María Pita
Plaza de María Pita

 

En A Coruña también he visitado el Aquarium Finisterrae varias veces cuando era pequeña pero desde entonces no he vuelto a ir. También he ido al Museo Domus.

Me quedan muchos sitios por visitar en A Coruña como el Castillo de San Antón, el Monte de San Pedro y el elevador que allí se encuentra, lugares que seguro visitaré. En este blog siempre recomiendo visitar los lugares a los que he ido pero hago especial hincapié en esta maravillosa ciudad.

 

¡Gracias por leerme!

Grazas por lerme!

El fútbol bien disfrutado

Un tema que siempre está presente en mi vida es el fútbol. Soy una gran aficionada de este deporte, más de verlo que de llevarlo a la práctica, aunque lo he intentado. En Galicia hay dos equipos que destacan; Deportivo de A Coruña y Celta de Vigo, pero historicamente equipos como el Compostela o el Pontevedra han sido muy importantes.

No puedo ocultar que desde muy pequeña mi padre me ha enseñado a querer al Deportivo y aún a día de hoy soy una orgullosa deportivista. La historia del Dépor es extensa; desde su nacimiento en 1906 hasta la triste actualidad. Yo no le vivido pero mi padre y otros allegados me contaron la gran época que vivió el club en la temporada 92-93, al mando del equipo el brasileño Bebeto, quién se convirtió en Pichichi esa temporada en Liga. Optaron a participar en la Europa League y ese fue un momento único en la historia, no solo del club, sino del fútbol gallego. Pensando que no se repetiría un momento tan mágico, en la temporada 1999-2000 se alzaron con el título de campeones de Liga y en la temporada 2003-2004 fueron derrotados en las semifinales de la Champions contra el Porto de Mourinho, siendo ese el momento cumbre del Deportivo. Demostraron que un pequeño equipo de la costa gallega podía llegar a dominar Europa. En el año 1995 ganó la final de la Copa del Rey contra el Valencia, partido que se jugó en dos días diferentes por problemas meteorológicos en el Estadio Santiago Bernabéu. Mi padre tuvo la gran suerte de poder acudir y recuerda esa final como uno de los momentos más emocionantes de su vida, cómo un equipo que había estado en Tercera División en apenas quince años había conseguido superar tantos obstáculos. Algo que destaco es el gran apoyo que ha recibido y recibe el equipo por parte de Riazor y de la ciudad.

El Dépor cuenta con 6 títulos en su palmarés y ojalá el esfuerzo del equipo siga aumentando el museo de Riazor.

El Real Club Celta de Vigo ha sido desde siempre el principal rival del Deportivo, y a pesar de no obtener ningún título a lo largo de su historia, creo que es de respetar el gran trabajo del equipo, llegando a participar en la Europa League y haciendo disfrutar en cada partido a Balaídos.

Balaídos, estadio del Celta de Vigo
Estadio de Balaídos, Vigo

Desconozco gran parte de la trayectoria de la Selección de fútbol de Galicia pero creo necesario mencionarla. Tan solo ha disputado 18 partidos desde su creación en 1922, produciéndose un salto desde 1930 hasta 2005 sin disputar ninguno. Apenas he tenido la oportunidad de disfrutar de sus últimos partidos pero destaco el jugado contra Venezuela en mayo de 2016, partido que he visto con emoción pues mi padre es venezolano. Me parece buena idea que dentro de un mismo territorio existan diferentes selecciones además de la nacional, pues demuestra la gran pluralidad de un país rico culturalmente.

Espero que el fútbol gallego me siga dando alegrías, porque no es necesario tener numerosos títulos para demostrar lo que es jugar bien y disfrutar del fútbol.

 

¡Gracias por leerme!

Grazas por lerme!

Las playas, pequeños paraísos

Es conocido por todos que la temperatura en Galicia no suele ser la más agradable. Aún así, me encanta disfrutar del mar y los atardeceres en la playa. Suelo visitar las playas de las Rías Baixas por su proximidad a mi casa, a pesar de eso, me lleva más de una hora y media de camino.

Galicia cuenta con playas increíbles y rincones que pocas personas conocen y se han convertido en lugares de tranquilidad y descanso. Tanto en las Rías Altas, zona de Ribadeo hasta Cabo de Fisterra “Finisterre”, como las Rías Baixas, desde Fisterra hasta la Ría de Vigo, hay playas y acantilados únicos.

De la parte de las Rías Altas, he visitado un par de veces la playa de las Catedrales (Ribadeo). Cuando la marea está alta me recuerda a la película de Braveheart grabada en Escocia, pues es un lugar formado por acantilados, pero cuando la marea baja se convierte en una playa extensa. A mi parecer, se trata de un lugar demasiado explotado por el ser humano, pues se realizan visitas de cientos de personas a diario y al tratarse de un elemento de la naturaleza tan desgastado se deberían tomar medidas de precaución. En verano no puedo disfrutar tranquilamente del lugar, a pesar de eso, la considero una de las playas más bonitas de Galicia.

 

Playa de las Catedrales
Vista de la Playa de las Catedrales desde la parte superior

 

De la zona alta, también visité hace unos años la playa de Lourido en Sada, cerca de A Coruña. Me encantó el sitio porque la playa es de pequeña extensión y apenas había gente. El agua es cristalina y, aunque esté fría, es algo a lo que los gallegos y gallegas ya estamos acostumbrados.

Debo argumentar a favor del tiempo en Galicia diciendo que el mes de agosto suele ser bastante bueno en cuanto a temperatura, y aún lloviendo considero la playa un lugar idóneo para pasear y hablar con los amigos.

En cuanto a las Rías Baixas, he visitado muchas más playas. Comienzo por la que menos me ha gustado, la playa de Boiro. A pesar de que es una playa muy extensa, tiene una parte de hierba muy cómoda para comer debajo de las palmeras, la arena lastima bastante en los pies y si no puedo pasear cómoda por la orilla, para mí no es la playa más agradable. Otra playa a la que he acudido bastante por su cercanía a mi pueblo, es la playa de Testal, en Noia. Considero que Noia es un pueblo precioso y la playa es muy tranquila porque tan solo la gente de la zona la conoce. El único inconveniente que le veo es que hay cangrejos en el agua y en alguna ocasión ya me han pinchado en los pies. También he ido varias veces a la playa de Silgar en Sanxenxo pero siempre hay demasiada gente y me agobia, y la playa de Samil en Vigo, en la que me siento bastante cómoda y posiblemente tenga las mejores vistas de todas las playas a las que he ido, pues justo enfrente se encuentran las Islas Cíes.

De pequeña mis padres siempre me llevaban a la playa de Marín, creo que ese es el motivo por el que adoro esa playa, por los buenos momentos que pasé en ella. Íbamos todo el día y comíamos en uno de los restaurantes que se ubica frente al paseo marítimo. Recogíamos las cosas al atardecer y yo siempre me quedaba mirando cómo el sol se iba escondiendo. Siempre ha sido mi parte favorita del día y tengo la suerte de que en Galicia los atardeceres, que nosotros llamamos luscofusco, ponen la piel de gallina.

Quiero volver a mencionar las Islas Cíes porque las considero un pequeño tesoro dentro del paraíso que es Galicia. Cíes se compone de varias islas, en la principal se encuentra la que para The Guardian ha sido considerada la mejor playa del mundo, la playa de Rodas. A pesar de su fría agua atlántica, te cautiva su color cristalino, su arena clara y el espectacular paisaje virgen en el que se encuentra. Se pueden hacer rutas por toda la isla y dormir en tiendas de campaña, algo que aún no he disfrutado pero está dentro de mis planes.

Cíes no necesita filtros.

Islas Cíes
Fotografía de una de las playas de la isla

 

¡Gracias por leerme!

Grazas por lerme!

Compostela, nuestro mayor tesoro

Tenía realmente ganas de escribir sobre Compostela, ciudad con una cultura importante, núcleo de revoluciones y nido de los más importantes autores gallegos de todos los tiempos.

Tengo la suerte de vivir a pocos kilómetros de esta ciudad y tener la Catedral tan cerca al final acaba surgiendo el efecto contrario al deseado, se le deja de dar la importancia que tiene, esa importancia que nunca le han dado los políticos. En 1896 fue declarada Bien de Interés Cultural y para todos los gallegos y gallegas es nuestro bien más preciado. He visitado diferentes lugares de Galicia, España y Europa y no he visto ninguna edificación que me agite tanto por dentro como lo hace la Catedral de Santiago. Nada sería igual en Galicia sin ella; además de alegrarnos la vista, gran parte de la hostelería depende de ella, pues es una fuente importante de ingresos, y una parte significativa del territorio gallego vive del turismo.

La Catedral es un templo de culto católico, el segundo más importante del mundo después del Vaticano, pero más allá de pertenecer a una religión, en Galicia le tenemos especial cariño por su antigüedad y nos postulamos en contra de todo aquel que intente atacarla.

El día que recomiendo visitar la Catedral es la noche del 24 de julio, pues el 25 es el Día de Galicia, y la fachada se convierte en un espectáculo de luces y fuegos artificiales. Se puede acceder a la Plaza do Obradoiro, que se encuentra justo delante de la Catedral, y desde allí observarla. He acudido varios años y lo recomiendo. Puede que la parte negativa sea que se aglomeran muchas personas en un mismo lugar pero si alguien se agobia por esto, puede ver el espectáculo desde la parte de atrás de la Catedral; desde Plaza da Quintana. La Catedral se comenzó a crear en el año 1076 sobre el sepulcro del Apóstol Santiago, ese es el motivo por el que se aprecia un gran desnivel entre la Plaza do Obradoiro y la estructura de la Catedral. Por ello se tuvieron que construir las escaleras que dan acceso al interior. La parte exterior de la Catedral, según el lugar donde nos ubiquemos, podemos apreciar el Pórtico da Gloria, Fachada do Obradoiro (desde donde se hacen la mayoría de fotografías al acabar el Camino), Fachada das Pratarías, Fachada da Acibecharía, Fachada da Quintana, Fachada Occidental do Mestre Mateo, Torre das Campás, Torre da Carraca y la Torre do Reloxo. Personalmente destaco la Fachada do Obradoiro y el Pórtico da Gloria. En cuanto al interior de la Catedral, existen dieciocho capillas, la cripta sepulcral y la capilla mayor. Sabiendo la cantidad de capillas que se ubican dentro, su extensión es espectacular. No puedo olvidarme del famoso botafumeiro, quizás lo más conocido de la Catedral.

 

Catedral de Santiago de Compostela.
Vista de la Catedral desde la Plaza do Obradoiro

 

Si escribo sobre Compostela es necesario que mencione la zona vieja que rodea la Catedral. Es denominada cidade vella “ciudad vieja” y fue declarada Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Es realmente mágico recorrer sus calles, con el sol de fondo y el reflejo de la Catedral. Debo admitir que después de tantos años aún me pierdo, pues son tan similares que nunca me doy cuenta de dónde estoy. Entre esas calles encuentras a personas de diferentes partes del  mundo, y muchas veces tienes que hacer el papel de guía turística. Un lugar de reunión muy conocido es la Alameda, el parque más grande de la ciudad, en él se concentran un gran número de personas cuando se celebran las fiestas. Me encanta pasear por las tardes y quedarme embobada frente al estanque mientras le pongo nombre a los patos.

Santiago me parece una de esas ciudades perfectas para vivir; puedes disfrutar de la Catedral, sus calles más antiguas, y a la vez consumir en centros comerciales, acceder fácilmente a la estación de tren, autobús o al aeropuerto. Es una ciudad antigua con todas las novedades de una capital.

Hay cientos de lugares que debería mencionar de la ciudad; decenas de pazos, monasterios e iglesias convertidas en hoteles, centros educativos… Pero dejaré un poco a la imaginación y la esperanza de que algún día visitéis la maravillosa capital de Galicia.

 

¡Gracias por leerme!

Grazas por lerme!